Abogados de Defensa en Austin: Homicidio

DEFENSA EN CASOS DE HOMISIDIO

Enfrentarse a un cargo de homicidio puede ser una de las experiencias más aterradoras que una persona puede soportar, especialmente en Texas, donde las leyes relacionadas con la delincuencia son estrictas. Dependiendo de la severidad de los cargos presentados en su contra, usted podría ser sentenciado(a) con una pena de prisión larga o permanente si es declarado(a) culpable. Incluso podría enfrentar la pena de muerte. La perspectiva de un futuro en ruinas o de ningún futuro podría hacerle sentir desesperado(a) y abandonado(a), pero luchar es la única opción que tiene. Solo recuerde que no tiene que pelear sus batallas legales solo(a). Un abogado calificado en defensa de homicidios en Austin puede ser un socio invaluable en un momento tan difícil.

El equipo legal de defensa criminal de Austin en Peek & Toland ha brindado representación a los acusados(as) penalmente durante muchos años. De nuestra experiencia en la práctica, hemos obtenido una formación matizada de la ley penal de Texas y procedimientos comprobados. Si usted busca un abogado que pueda brindarle una comprensión integral de su situación y de sus derechos, comuníquese hoy mismo a nuestra oficina al (512) 474-4445.

¿Cómo se define el homicidio en la ley de Texas?

De acuerdo al Capítulo 19 del Código Penal de Texas, un individuo es un asesino si él o ella:

  1. Intencionalmente o a sabiendas causa la muerte de un individuo;
  2. Tiene la intención de causar lesiones corporales graves y comete un acto claramente peligroso para la vida humana que cause la muerte de un individuo; o
  3. Cometa o intente cometer un delito grave, que no sea homicidio, y en el transcurso de la comisión o intento, o en proceso inmediato de la comisión o intento, comete o intenta cometer un acto claramente peligroso para la vida humana que cause la muerte de un individuo.

Para que una persona sea declarada culpable de homicidio, la fiscalía debe probar que el/la acusado(a) claramente intentó cometer el homicidio o lastimó seriamente a la víctima, o, si no estaba involucrado(a), cometió un acto «claramente peligroso para la vida humana» al momento que se es consciente del hecho.

El homicidio se considera uno de los delitos más graves y se trata como un delito grave en primer grado. Una condena puede resultar en una sentencia de prisión de cinco a 99 años o cadena perpetua.

¿Cuáles son los diferentes tipos de homicidios y cuáles son sus sanciones?

Hay cuatro tipos de crímenes de homicidio bajo la ley de Texas, cada uno con sus propias circunstancias, penas y grados de severidad. El homicidio capital es tratado como el crimen de homicidio más grave, luego hay un homicidio «regular», luego homicidio sin premeditación y finalmente homicidio por negligencia criminal.

  • Homicidio capital: el homicidio capital generalmente se refiere a homicidio de varias personas o personas excepcionales, como un niño o un oficial de policía, o la realización simultánea de otro delito grave, como el secuestro o el robo. Una condena puede resultar en cadena perpetua sin libertad condicional o pena de muerte.
  • Homicidio: Estos son crímenes en los cuales el/la acusado(a) presuntamente mató a una víctima intencionalmente, al causar daño corporal intencional, o cometió el homicidio durante un delito grave. Sin embargo, la acción no tenía los factores de calificación adicionales que se encuentran en el homicidio capital.
  • Homicidio involuntario: una persona ha cometido un homicidio involuntario si él o ella tomó la vida de alguien por pura imprudencia. Él o ella también debe haber sido consciente del gran riesgo de peligro detrás de su acción en ese momento, pero tomó una decisión consciente de realizarlo de todos modos. Una condena se clasifica como un delito grave de segundo grado, que conlleva a una pena de dos a 20 años tras las rejas.
  • Homicidio por negligencia criminal: un individuo es culpable de este delito si causó la muerte de otro debido a una negligencia grave. En otras palabras, él o ella debe haberse desviado tanto del estándar de cuidado esperado de la o las personas, que generó una circunstancia de riesgo innecesario. Una condena que se considera un delito grave en la cárcel estatal, lo que significa que una condena puede dar lugar a una sentencia de cárcel que durará no menos de 180 días pero no más de dos años.

Ayudando a evitar el peor resultado

La carga de la prueba recae en la fiscalía. No les dé nada que luego puedan usar en su contra, incluidas sus propias palabras. Hable con un abogado antes de hablar con alguien más, especialmente con la policía. Póngase en contacto con Peek y Toland hoy mismo, y atenderemos su caso con la seriedad que usted merece.

 

Nuestro equipo está
listo para ayudar.

Llámenos al (512) 474-4445o complete este formulario para enviar un mensaje sobre su situación legal.